91 018 98 88 / 655 486 165 info@reformasloema.es

      Tomar la decisión de reformar nuestra vivienda, ya sea por partes o una reforma integral, implica que vamos a invertir tiempo, dinero e ilusión en un proyecto de futuro. No son pocos los propietarios que se sienten abrumados ante la perspectiva de esta empresa, y tampoco aquellos que, una vez iniciado el proyecto, no ven más que problemas y retrasos que solo consiguen añadir estrés a su día a día y minar el entusiasmo inicial por vivir en la casa de sus sueños. Por eso, hoy te invitamos a leer y poner en práctica estos cinco consejos para conseguir que la reforma de tu casa sea todo un éxito, de principio a fin.

      Consejos para reformar

      1. Busca profesionales con experiencia y referencias

      Tenga el tamaño que tenga tu reforma, te recomendamos que hagas una búsqueda de profesionales lo más exhaustiva posible. No te conformes con el precio más barato ni con la promesa del tiempo de finalización más corto. Busca profesionales acreditados con años de experiencia y buenas referencias. Si además, puedes comprobar como trabajan y echarle un ojo a proyectos anteriores, ¡mejor que mejor!

      2. Pide varios presupuestos

      Cuando tengas claro qué necesita tu vivienda, qué quieres hacer en ella, tu presupuesto máximo para la reforma y hayas encontrado tres o cuatro profesionales que te parezcan de confianza, es la hora de pedir presupuestos. Sí, presupuestos en plural. Si has dado con dos profesionales o empresas interesantes como si tu lista se extienda hasta seis o siete; pide presupuesto a todos. De esta forma no solo podrás contrastar un presupuesto con otro sino que, además, te asegurarás de terminar contratando a quien más te conviene.

      3. Fija la fecha de finalización de obra

      Es evidente que en una reforma, sobre todo si esta es importante, las fechas son orientativas y no siempre es posible cumplir los plazos a rajatabla, pero aún así, la fecha de fin de obra debe aparecer en el contrato y tú debes estar conforme con ella.

      4. Comprueba las ayudas de tu comunidad autónoma

      La mayoría de comunidades autónomas del país ofrecen ayudas a la rehabilitación de viviendas. Estas suelen cubrir hasta el 40% del presupuesto total y apoyan especialmente a aquellas reformas que eliminen barreras arquitectónicas, amplíen la superficie útil del inmueble, mejoren el aislamiento térmico o la eficiencia energética. Infórmate en el portal de vivienda de tu comunidad:

      5. ¡Avisa a tus vecinos!

      Vale que la reforma es asunto tuyo y de nadie más, pero solo hasta cierto punto. Piensa que la salida y entrada de gente de la casa a determinadas horas del día o los ruidos y olores propios de una obra, pueden afectarles más de lo que piensas a priori. Avisa a tus vecinos de las fechas de inicio y finalización de obra y si ya quieres bordarlo y ser un vecino de diez, también puedes proporcionarles un teléfono de contacto por si se produjera algún tipo de accidente.


      Si, además, quieres conocer todos los trucos para evitar engaños y estafas, ¡no te pierdas la serie de post “No caigas en la trampa”!


      ¿Pensando en reformar? ¡Pídenos presupuesto gratis y sin compromiso!

      Pide tu presupuesto

      ¡Suscríbete!

      Suscríbete a nuestra newsletter para recibir contenido exclusivo sobre decoración, arquitectura de interiores, reformas y mucho más: noticias, consejos y sorteos. ¡No te arrepentirás!

      Genial! Ya casi hemos terminado.