91 018 98 88 / 655 486 165 info@reformasloema.es

      La creación de un nuevo negocio, sea del tipo que sea, siempre es un motivo para celebrar. Y si, además, lo que inauguras es una tienda o local de otro tipo, tienes más motivos para querer que el primer día que tu negocio abra al público sea excepcional. Para ello, te recomendamos algunos aspectos a los que prestar especial atención antes de abrir tus puertas:

      ·1· Iluminación y ventilación

      Lo primero es lo primero, y en este caso, eso es el ambiente. La luz de tu local, ya sea natural o artificial, debe estar bien preparada. Quieres que tus clientes se fijen en tus productos, y no en el suelo o en lo bien (o mal) que está pintado aquel trozo de techo. ¡Así que revisa que todos los elementos lumínicos están en su sitio antes de abrir!

      Tan importante como la luz, es la ventilación. Si tienes un sistema de aire acondicionado, procura colocarlo a una temperatura agradable, y acorde a la temperatura exterior. Aunque tú seas especialmente friolero o caluroso, recuerda que tienes que pensar en tus clientes y que, probablemente, a ellos las temperaturas extremas les espantarán.

      ·2· Accesibilidad

      No nos referimos solo a rampas y demás elementos arquitectónicos pensados para salvar obstáculos. También es importante que cuides de los espacios y pasillos por los que tus clientes tendrán que pasear para acceder a tus productos. ¡Déjalo todo despejado!

      ·3· Decoración

      Suponemos que, tras la reforma de tu local, e incluso mucho antes, ya tenías una idea de cómo querías que se viera el mismo. Probablemente, a pocos días de inaugurar tu local, ya lo tengas todo listo; la pintura de la pared, los stands, perchas y mesas sobre las que colocar tus productos, etc. Pero si todavía andas preguntándote cómo terminar de darle ese toque especial a tu tienda u oficina, te recomendamos estos artículos que seguro te ayudarán a conseguir una decoración de 10 sin morir en el intento (¡y sin arruinarte!).

      ·4· Productos

      Concédele el protagonismo debido a tus productos. Ya sea una tienda en la que disponer los productos o una oficina en la que atender a los clientes que requieren de tus servicios, la estrella de tu nuevo negocio siempre es el producto. ¿Qué ofreces a tus clientes? Consigue que todo el que pise tu negocio lo tenga claro desde que pone un pie en el local ayudándote de la colocación preferente de los productos más icónicos de la tienda, mensajes y/o imágenes que decoren la tienda, etc. Y, por supuesto, asegúrate de que la fachada y rotulación exterior son atractivas y ofrecen pistas sugerentes sobre lo que encontrarán una vez dentro de tu oficina o tienda.


      ¿Tú también estás pensando en emprender un negocio físico? ¿Cómo lo decorarás? ¡Cuéntanos!