91 018 98 88 / 655 486 165 info@reformasloema.es

      La decoración industrial es un estilo que nació en Nueva York en los años 50, cuando a locales, fábricas y almacenes sin oficio ni beneficio se les dio el uso de vivienda convirtiéndose en los deseados lofts. Esta tendencia fue afianzándose, dando vida a pisos más pequeños y creando tendencia en el mundo de la decoración. Este post te dará algunas pistas y te sugerirá diferentes piezas que seguro que encajan dentro de la decoración hipster industrial.

      Cómo conseguir una decoración industrial en tu hogar

      Para sacar el lado más industrial a tu hogar, primero, por supuesto, tienes que saber en qué te identificas tú con este estilo. Todos tenemos un lado auténticamente hipster, aunque no vayamos vestidos como uno de ellos.

      Los elementos industriales son imprescindibles para conseguir este estilo en tu hogar, y si tienen imperfecciones ya sea adrede o por el paso del tiempo, mejor que mejor. Si quieres llenar tu hogar de la verdadera decoración hipster industrial con un estilo único, hazte con sillas o taburetes metálicos combinados en diferentes colores. Te sorprenderá mucho cómo quedan en el salón.

      Si las acompañas con un puff (si lleva letras impresas, mejor) o con un sillón o sofá capitoné, empezarás a descubrir el alma hipster de tu hogar y, posiblemente, también la tuya (si no la tenías ya de fábrica).

      Elementos industriales imprescindibles

      Si lo que el cuerpo te pide a gritos es una decoración industrial para tu estudio o despacho, puedes darle rienda suelta con un escritorio de apariencia usada y tiradores metálicos. Quedará perfecto como decoración de oficinas y establecerá este estilo al 100%. Si además lo acompañas con una lámpara metálica industrial hará que cobre personalidad propia.

      Por otro lado, los techos de madera o con vigas metálicas crean un ambiente auténtico, aunque es cierto que estos detalles son más difíciles de conseguir, a no ser que seas un/una manitas, te será más sencillo seguir decorando paredes y suelos sin ponerte manos a la obra en sentido literal. En las paredes, grandes relojes de latón, cuadros de madera de estilo vintage con letras y mensajes optimistas son una buena elección para el salón, sin tener que colgarlos y dando sensación de dejadez, podrás ponerlos en el suelo apoyados sobre la pared. También acertarás si pruebas con murales de led en la versión más retro y cómo no, alguna pintura al óleo comprada en cualquier mercadillo, o incluso un collage especial que puedes hacer tú, si te atreves.

      En cuanto al suelo, alfombras de cuadros con flecos son una buena elección si quieres crear un ambiente irresistible, a no ser que el suelo sea de microcemento, de un alicatado del siglo pasado o de un parqué restaurado, pues en ese caso si luce desnudo, luce perfecto.



      Un post escrito por Lola Derek, tienda online española de muebles, decoración, menaje de casa y mobiliario de jardín y terraza. Puedes visitar su tienda online o seguirles en sus redes sociales; FacebookTwitter e Instagram.

      ¡Suscríbete!

      Suscríbete a nuestra newsletter para recibir contenido exclusivo sobre decoración, arquitectura de interiores, reformas y mucho más: noticias, consejos y sorteos. ¡No te arrepentirás!

      ¡Genial! Ya casi hemos terminado.